Método Educativo

Nuestro proyecto educativo se basa en el principio de globalización, siempre ha contemplado la etapa 0-3 años como un todo, ya que el desarrollo del los niños/as es un proceso continuo y es difícil determinar momentos de clara diferenciación, con este principio conseguimos aprendizajes significativos.

Nuestro método educativo pone especial énfasis en la actividad dirigida por el niño y la observación por parte del profesor, con la intención de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo, liberando de este modo el potencial de cada niño para que se desarrolle en un ambiente estructurado, lográndose así el máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y psicológicas.

Consideramos que el tipo de contenidos típicos de esta etapa educativa, tan ligada al desarrollo de los niños y niñas y a la adquisición de hábitos básicos, requiere una gran coherencia entre los niveles de 0-3 (nivel de bebés, un año y dos años). Los contenidos los agrupamos en unidades significativas partiendo de sus propios intereses.

La metodología educativa se basa en la experiencia, la actividad y el juego en un ambiente de afecto y confianza. La interacción con los objetos y con los demás desempeña un papel fundamental en el acceso a la identidad y a la autonomía personal. La actividad es la principal fuente de aprendizaje, por ello la enseñanza ha de ser activa, una de las principales fuentes de actividad es el juego. A través del juego (tanto individual como colectivo), los niños/as aprenden a relacionarse y a conocer la realidad que les rodea.

La acción educativa se dirige a que el niño/a empiece a conocer y controlar su propio cuerpo, a conocer y utilizar sus posibilidades en situaciones tanto lúdicas como de la vida cotidiana. Con la ayuda del adulto deben empezar a construir una imagen positiva de sí mismos y a utilizar estrategias incipientemente autónomas en la comida, descanso, higiene…

La intervención pedagógica se sustenta en: la individualidad y la originalidad de cada niño/a. Todas las actividades son educativas y formadoras. Coordinación entre la familia y la escuela.

El trato con los papás y mamás es directo, diario y muy personalizado, de manera que se asegure la continuidad de la tarea educativa y no se establezcan diferencias en cuanto a principios y criterios de intervención entre el Centro y la familia.

En nuestro Centro Educativo, consideramos importante satisfacer las necesidades de alimentación, sueño e higiene, etc., pero, además, otras de relación y vínculo emocional, y todas aquellas que deriven de la curiosidad innata por aprender que los niños y las niñas tienen.

Nuestro Centro cuenta además con una metodología propia para el aprendizaje del idioma inglés, contamos con una profesora  de forma permanente en el centro, que rota por las diferentes aulas, desarrollando el método específico, además de rutinas diarias que se llevan a cabo en inglés, de esta manera, nuestros alumnos interiorizan y asimilan la lengua extranjera con total sencillez y naturalidad, aprovechando las grandes capacidades lingüísticas que poseen todos los niños hasta los 3 años.